Quien es Fidel Bassa?

Mar 31, 2014 - by admin

Fidel Bassa es un exboxeador y empresario colombiano, campeón mundial mosca de la Asociación Mundial de Boxeo entre 1987 y 1989. Uno de los más recordados deportistas nacionales del siglo pasado, Bassa es ejemplo de superación en el ring y fuera de él. Vendedor callejero de pescado en Barranquilla, durante su juventud, hoy un exponente de educación y cultura. Un ejecutivo a carta cabal, que preside la organización que lleva su apellido, la cual se especializa en desarrollar proyectos importantes de transformación de la educación a nivel nacional, a través del uso adecuado de lo último en tecnología, con representación en Colombia, Panamá, Ecuador y Bolivia.

Sin duda un líder que sabe transmitir sus experiencias para motivar a nuevas generaciones y, por qué no, también a otras ya mayores.

El siguiente aparte fue tomado del libro Deportista del Año, 50 años El espectador 2010.

“Noveno round. Tres caídas. Como puede, el campeón se levante y arrincona a su rival. Un golpe poderoso con la derecha le devuelve la esperanza. A él y a todo el país. Édgar Perea, hoy embajador de Sudáfrica estaba a punto de sentenciar en su narración: “Fidel lo da todo, pero el titulo cambia de mano hoy en Belfast”. La multitud se calienta (unos 20.000 irlandeses, unos 20 colombianos). Audaz el contrincante reacciona y en uno, dos, tres puñetazos, logra que Bassa vuelva a besar la lona. Entonces, el joven negro de 25 años y 51 kilos le sale del alma un gesto que refleja, a la vez, toda su impotencia y coraje: sentado-piernas recogidas, guantes en el suelo-sacude la cabeza como diciendo “no puede ser” y se pone en pie. Como siempre, en pie.

El 27 de abril de 1987, Fidel Bassa Santana hizo la primera defensa de su título mundial en la categoría Mosca de la misma manera en que combatió en casi todas sus 23 disputas como boxeador profesional: sufriendo. A lo largo de 13 asaltos, el irlandés DAve McAuley – de local –lo tumbó una y otra vez, para su angustia y la de miles de ojos que en Colombia seguían atentos la transmisión televisiva. Con cada caída del nuestro, los aplausos para Mcauley aumentaban. Pero el corazón de Fidel no se achicó y en el round 11 salió bravo a aniquilar al rival, a quien finalmente noqueó cuando estaba por concluir el episodio 13 de la pelea.